22 ago. 2011


Enrealidad no soy ni la mitad de fuerte de lo que te imaginas,la verdad esque casi todas las noches me derrumbo y comienzo a llorar abrazando inútilmente a la almohada,para así,sentirme un poco menos sola.La verdad es que me derrumbo cada vez que apareces de pronto sonriéndome,o cuando después de una semana ignorándome me dices que me quieres..Pero aprendí que así,no consigo nada.Que es sólo el olvido el que puede arreglar esto.Aprendí que cuando estás mal,tienes que pensar que siempre tiene que haber alguien peor que tú y que por muy sola que te sientas,siempre queda alguien que te apoya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario