29 oct. 2011

No lo niego,tampoco lo finjo.
Por encima de todo,tu felicidad es mi felicidad.
Pongo mi fe en lo que yo más quiero,pondré a prueba mi corazón si es necesario.
Pero seamos realistas,pidamos lo imposible.
Tú y yo nunca vamos a estar juntos,tú y yo estamos hechos el uno para el otro,perfectos.
Eres la única persona en la que puedo confiar,pero ahora mismo eres la última persona a la que le confiaría mis secretos.
Reconócelo,tú también te has dado cuenta,somos exactamente iguales,pero desgraciadamente pertenecemos a dos mundos diferentes.
Sé perfectamente que al final del camino siempre vas a estar tú,y conozco cada uno de los pasos que tengo que seguir para llegar a tí,pero en este momento nuestro camino se difurca.
Nunca he querido considerarnos uno,pero a partir de ahora,no habrá ningún nosotros.
A menudo,suelo reírme de la gente que está enamorada,pero ahora serán los demás los que se rían de mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario