12 ene. 2011

i

Tiene gracia ver cuantas vueltas da la vida, la persona que era indispensable, ahora sobra. En cambio esa persona, en la que no pensabas nunca, esa persona que para ti apenas existía.. ahora lo es todo.
Y también tiene gracia, ver como aveces nos cuesta muchisimo decir unas simples palabras, expresar lo que pensamos, o incluso actuar.
Pero no, ese no es mi caso.. yo no soy de esas personas tímidas y vergonzosas que nunca dicen ni demuestran lo que piensan.
Yo soy de las que cuando quieren algo van a por ello y siempre, siempre lo consiguen, soy de esas personas a las que no les da miedo decir simples palabras ni tampoco actuar, correr, gritar, cantar, besar, llorar, reir, abrazar.
Tampoco soy de las que les gusta finjir, aparentar ser algo que no soy, solo para impresionar.. ni de las que viven con miedo escondiéndose continuamente detras de absurdas mentiras o escondiendose.
Soy como soy guste o no y no pienso cambiar, seguiré gritando para que me oigan, llorando para desahogarme, riendo cuando me apetezca, abrazando cuando lo necesiten, corriendo cuando me sienta libre, besando sin miedo alguno y haciendo lo que quiero cuando quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario