12 jun. 2011

muy sencillo.


Cada película que vemos,cada historia que nos cuentan,nos piden que creamos en ellas: El giro al final de la historia,la declaración de amor inesperada,la excepción a la regla.Pero a veces estamos tan obsesionadas por encontrar nuestro final feliz,que nos olvidamos de leer las señales.Las que diferencian a los que nos quieren de los que no,a los que se quedaran de los que se irán.Y es posible que ese final feliz no incluya al hombre ideal.Puede que seas tú,recomponiendote y volviendo a empezar,liberándote para algo mejor que puede haber en tu futuro.
Puede que el final feliz sea simplemente pasar página.

No hay comentarios:

Publicar un comentario