8 feb. 2012

Sigue siendo igual de fácil saber lo que piensas. Por muy difícil que te parezca,puedo seguir distinguiendo el color del tono de tus ojos aunque me falte luz en la habitación. Sigo teniendo memorizado cada trozo de tu espalda en mi cabeza y sigo reconociendo la forma con la que caminas a kilómetros.
Sigo entendiendo lo que quieren decir todas y cada una de tus miradas y puedo saber cuánto puedes llegar a querer a alguien. Sé cuánto me quieres y cuánto me has querido.  Sé que tu nombre va a ser durante mucho tiempo mi palabra favorita, y que probablemente la tuya sea el mío.
Reconócelo de una vez,lo sé todo sobre tí. De igual manera que sé que todabía queda algo de mí dentro de tí,por muy pequeño que sea,pero sigue ahí,donde siempre ha estado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario