24 feb. 2012

Ni calma ni pollas, ni miedo ni lágrimas. Que el llorar sirve de poco, y el gritar para quedarte afónica. El reír para arrugarte, y el soñar para flipar. El comer para engordar y el beber para olvidar. Que las fotos sólo están para borrarlas, y los recuerdos para hacer daño.
Las canciones para cantar y el cantar para que llueva. La lluvia para encerrarte y para encerrarte mucha paciencia, la paciencia para el estudio y el estudio para llegar a lo más alto. ¿Y de allí? A los más bajo.
Jamás y te digo ya, que JAMÁS tendrás lo que quieres. Porque si lo quieres es porque no lo tienes y si no lo tienes es porque ya lo has tenido. Porque si lo has tenido te importaba y si te importaba es porque ya lo has perdido.
Y que hoy el mundo está loco, y yo por tí también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario